La Dra. Yanela Zaldívar Chaveco, médico especialista en Medicina General Integral en primer grado y quien labora en el policlínico 28 de Septiembre, experimentó en carne propia las consecuencias del estrés, al ver que su pelo caía lentamente.

Por eso, y tras estudios, indagación y experimentación, decidió crear con sus propias manos, un tratamiento eficaz para transmitir salud y a la vez, con aplicaciones cosméticas.

“Llegué al mundo de la cosmética debido a una experiencia personal sufrida con mi propio cabello que empezó a caer de manera exagerada y en general daños en el mismo” refiere la joven galena de tan solo 33 años de edad y agrega “me propongo estudiar el proceso de cómo nuestro cuerpo produce colágeno y queratina natural para reparar desde adentro los folículos pilosos y con estos la fibra capilar. Por lo que opté por aprender qué plantas o recomendaciones naturales podían acelerar el proceso para que hubiera sanidad del cuero cabelludo y que se revitalizara el mismo”.

De esa manera, la Dra. Yanela Zaldívar Chaveco llega hasta el café, cuando hacía sus indagaciones.

“Aprendí que el café es un antiinflamatorio potente y un gran estimulante de la producción de queratina y colágeno, además de que la cafeína estimula el crecimiento intenso del cabello, ayudando notablemente al proceso de tratamiento de la alopecia, fundamentalmente por estrés, que es la que tiene posibilidades de revertirse ya que la genética o por enfermedades sistemas es muy difícil de tratar”.

Fue así como, desde una experiencia personal, y tomando por base la formación profesional en medicina y una profunda indagación, nacieron varias mascarillas capilares que, además de tratar la alopecia por estrés, tienen tremendo valor desde la cosmética.

“En la cosmética, y específicamente en el tratamiento capilar, el café tiene múltiples usos. Uno de ellos es en la circulación capilar ya que la estimula un 200% y aumenta el crecimiento capilar de 1,5 cm hasta 2 cm al mes, además de su uso como un excelente exfoliante para la piel y fundamentalmente para el cutis, ya que limpia y nutre, devolviéndole sedosidad e hidratación”.

El resultado es una línea de mascarillas capilares, todas con un fuerte basamento en el café como uno de los ingredientes principales.

“Están Lisita natural reparación intensa, Lisita natural crecimiento intenso, Lisita natural nutritiva y Lisita natural hidratación profunda. Todas son productos reparadores. Como indica el logo, estas mascarillas capilares son un producto hecho 100 por ciento con plantas y aceites esenciales, dentro de lo que se halla en un 50% el café natural, o sea, sin proceso de tostado. Lo uso verde porque en la pulpa hay muchas propiedades, por eso no tiene el color del café”.

El trabajo de la doctora Yanela de usar el café para promover salud y belleza no se ha limitado en la creación de una línea de mascarillas capilares. Ella, usando también la misma materia prima, ha hecho tónicos y tratamientos faciales exfoliantes para la acné vulgaris, el eczema y otras afecciones inflamatorias de la piel.

“Llevo usando la línea Lisita Natural dos años de forma personal y 3 meses comercializándola, y gracias a Dios por su gran calidad tiene muy buena reputación y aceptación. Ya tengo más de 400 clientes que confían en Lisita Natural para el cuidado de su salud capilar”, acota.

Más que una estrategia de promoción en redes sociales, por ejemplo, esta joven emprendedora confía más en seducir con su producto y luego pensar en crear perfiles en plataformas digitales. Por eso, actualmente sólo se puede localizar a través de su móvil y vía WhatsApp, ambos a través del número 51611331.